Silencio

cimetière d'ixelles

El silencio era aparente. Los empleados del cementerio barriendo hojas muertas, preparando nuevas tumbas, vigilando que nadie hiciera “ningún deporte” ni alterara la quietud de la tierra. Los obreros en el edificio contiguo, preparando ladrillos y cemento al ritmo de la radio; otros más lejanos manejando grúas que chillan defendiendo su supremacía en el aire de la ciudad. El rumor eterno de los coches. Todos se creen indestructibles. Pero ese cemento ya está resquebrajándose.

cimetière d'ixelles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s